Pablo Iglesias vuelve a la carga contra Ayuso

Las críticas de Pablo Iglesias a Ayuso parecen incrementarse por momentos

Durante la entrevista en un programa de TVE de hoy, Pablo Iglesias ha considerado muy graves las medidas y declaraciones de la presidenta madrileña.

Además, el vicepresidente segundo ha dejado entrever que el acuerdo alcanzado en la reunión entre Moncloa y de Madrid este lunes para frenar los cuestionamientos políticos no ha conseguido el visto bueno de todo el gobierno del Estado.

Para Iglesias, las normas adoptadas en la Comunidad de Madrid, basadas en unas restricciones selectivas a la movilidad se podrían considerar segregacionistas.

Pablo ha sido claro respecto a este tema: “No estamos de acuerdo con las medidas. Hay muchos trabajadores de Vallecas o Carabanchel que tienen que coger el Metro para ir a trabajar con mucha gente y no tienen derecho a que el vicepresidente (Ignacio Aguado) les diga si son virus”

Seguidamente, sin dar lugar a un respiro, Iglesias ha seguido con sus críticas:

Creo que fue muy grave que Ayuso dijera ayer que el problema de la pandemia son los niños extranjeros que no tienen a sus padres o que criminalizara la pobreza“.

El vicepresidente ha querido también suavizar su presión hacia su socio de gobierno, y echarle una mano, ya que según Iglesias, Pedro Sánchez se encuentra “cumpliendo su obligación de colaborar con todas las administraciones, independientemente de su signo político“.

Una gestión puesta en duda

La entrevista realizada en ‘La hora de la 1′, dio para más, Iglesias siguió azuzando sobre la gestión del gobierno regional: “A Madrid le hemos dado más de 3.000 millones para reforzar los servicios sanitarios y la educación, y lo que pide son más policías”.

Y claro está, que para el líder lo importante son “los trabajadores públicos que van a ser fundamentales para seguir combatiendo esta pandemia no son policías y militares. Son médicas, enfermeros y profesores“.

Pablo, sigue en su línea de presión constante en todos los frentes, se avecinan tiempos revueltos, que hay que saber aprovechar tanto en televisión como en las redes, donde se mueve como pez en el agua.

Comparte: